Algo común, un libro; pero en otra época...

Una breve reseña humorística acerca de la contemplación de las nuevas tecnologías en épocas muy remotas, donde el libro daba sus primeros pasos. 


LA ILUSTRACIÓN O NUEVAS IDEAS


«La Ilustración significa el movimiento del hombre al salir de una puerilidad mental de la que él mismo es culpable. Puerilidad es la incapacidad de usar la propia razón sin la guía de otra persona. Esta puerilidad es culpable cuando su causa no es la falta de inteligencia, sino la falta de decisión o de valor para pensar sin ayuda ajena. Sapere aude ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento! He aquí la divisa de la Ilustración.»
                                                                                                       Immanuel Kant, ¿Qué es la Ilustración?


LA ILUSTRACIÓN o NUEVAS IDEAS
EXTARÍDO Y ADAPTADO DE: Ernst H. Gombrich. Breve Historia del Mundo
Si pudieras hablar con una persona que hubiera vivido en el tiempo en que los turcos sitiaron Viena, te llevarías una gran sorpresa por su manera de hablar alemán, por el gran número de palabras francesas y latinas utilizadas por ella, por el complicado y retorcido amaneramiento y formalismo de sus expresiones, por el modo en que se inclinaría ceremoniosamente y por cómo ensartaría con cualquier motivo una cita en latín cuya procedencia desconoceríamos tanto tú como yo. Sin embargo, es probable que tuvieras la impresión de que bajo aquella respetable peluca había una cabeza a la que le gustaba pensar en comer y beber bien, y que todo aquel señor, con sus encajes, puntillas y sedas y bien perfumado, apestaba con permiso de vuecencia—, pues no se lavaba casi nunca. Pero, tu asombro sería mayúsculo cuando comenzara a exponer sus opiniones: que se debe pegar a los niños; que las muchachas deben casarse casi niñas con hombres a quienes prácticamente no conocen; que los campesinos están en el mundo sólo para el trabajo y no les está permitido rechistar; que los mendigos y vagabundos tienen que ser azotados en público para, luego, encadenarlos y someterlos al escarnio en la plaza mayor; que los ladrones deben ser ahorcados y los asesinos troceados públicamente; que se ha de quemar a las brujas y demás magos dañinos que practican tan a menudo sus peligrosas actividades; que se ha de perseguir, desterrar o arrojar a una oscura mazmorra a quienes pertenecen a otra fe; que el cometa recién visto en el cielo significa malos tiempos; que para la inminente peste que se ha cobrado ya en Viena muchas víctimas debe de ser bueno llevar un brazalete rojo; que el señor Fulano, un amigo inglés, lleva mucho tiempo haciendo magníficos negocios con la venta en América de negros traídos de África como esclavos, lo cual es una buena ocurrencia del honorable señor, pues los indios cautivos no valen para trabajar.

Es probable que esas opiniones no las escucharas de boca de un patán, sino, incluso, de las personas más razonables y hasta piadosas de cualquier condición y país. Las cosas comenzaron a cambiar poco a poco a partir de 1700. Las numerosas y atroces miserias provocadas en Europa por las tristes guerras de religión hicieron pensar a mucha gente: ¿Es, realmente, importante qué artículos del catecismo se consideran verdaderos? ¿No tiene mayor importancia ser una persona buena y decente? ¿No sería mejor que los seres humanos, incluso quienes tienen opiniones diferentes y una fe distinta, se soportasen, que se respetaran mutuamente y tolerasen las convicciones de los demás? Esta fue la idea primera y más importante que entonces se expuso: la idea de la tolerancia. La diversidad de opiniones, pensaba la gente que hablaba así, sólo se puede dar en cuestiones de fe. Mientras que todas las personas razonables están de acuerdo en que 2 x 2 = 4. Por eso, lo que puede y debe unir a todos los seres humanos es la razón (el sentido común, como se decía también entonces). En el reino de la razón se puede combatir con argumentos para convencer al otro, mientras que se deberá respetar y tolerar la fe del prójimo, que queda más allá de cualquier principio de razón.

Para aquella gente, lo segundo en importancia era, pues, la razón. El pensamiento claro y consciente acerca de las personas y la naturaleza. Sobre este asunto volvieron a encontrar muchas observaciones en las obras de los antiguos griegos y romanos y en las de los florentinos de la época del Renacimiento. Pero, sobre todo, las encontraron en las obras de hombres inteligentes que, como Galileo, habían partido en busca de la fórmula mágica del cálculo de la naturaleza. En estos asuntos no había diferencia de creencias. Sólo existían el experimento y la prueba. La razón decidía cuál era el aspecto de la naturaleza y qué ocurría en el mundo de los astros. La razón, dada por igual a todos los humanos, pobres y ricos, blancos, amarillos o rojos.

Pero, como la razón se ha dado a todos, todos tienen en el fondo el mismo valor, seguían enseñando aquellas personas. Sabes, sin duda, que ésta había sido ya la doctrina del cristianismo: que todos los seres humanos son iguales ante Dios. Pero los predicadores de la tolerancia y de la razón fueron más allá: no sólo enseñaron que los humanos son iguales en principio, sino que exigieron además que se tratara a todos por igual. Dijeron que toda persona, en cuanto ser creado y dotado de razón por Dios, posee derechos que nadie puede ni debe arrebatarle. Que todos tienen derecho a decidir por sí mismos su profesión y su vida; que todos deben ser libres para hacer y dejar de hacer lo que les aconsejen su razón y su conciencia. Que, además, no se ha de educar a los niños con la vara, sino con la razón enseñándoles a entender por qué una cosa es buena y otra mala. Que también los criminales son personas que, aunque hayan errado, pueden ser mejorados. Que es terrible grabar con un hierro candente una marca imborrable en la frente o en la mejilla de una persona que ha cometido un delito para que quede siempre a la vista su condición de criminal. Que existe una dignidad humana que prohíbe, por ejemplo, burlarse públicamente de otro.

Todas estas ideas difundidas a partir de 1700, ante todo en Inglaterra y, luego, en Francia, se llaman «Ilustración», porque pretendían luchar contra la gran tiniebla de la superstición mediante la claridad de la razón.

A algunos les parece que esta Ilustración sólo enseñaba obviedades y que la gente de entonces imaginaba muchos de los grandes secretos de la naturaleza y el mundo de manera excesivamente simple. Eso es cierto, pero debes pensar que esas obviedades no eran entonces aún tan evidentes y que se necesitó mucho valor, sacrificio y constancia para exponer a los demás esos pensamientos de forma tan reiterada que hoy nos resultan realmente obvios. También has de pensar que, si bien la razón no puede resolver ni resolverá todos los enigmas, ha rastreado la solución de muchos. En los últimos 200 años a partir de la Ilustración se ha investigado y sabido más acerca de los secretos de la naturaleza que en los 2.000 anteriores. Pero, sobre todo, no debes olvidar qué significan para la vida la tolerancia, la razón y el sentimiento de humanidad, los tres principales artículos de fe de la Ilustración. Que una persona es sospechosa de haber cometido un crimen, no ha de ser ya torturada de forma inhumana por esa mera sospecha hasta que, inconsciente, admita todo cuanto se desee; que la razón nos ha enseñado que la brujería es imposible y que, por tanto, no se han de quemar más brujas (la última fue llevada a la hoguera en Alemania en 1749; y en Suiza se quemó a una incluso en 1783). Que las enfermedades se combaten no con trucos supersticiosos sino, ante todo, con la limpieza y la investigación científica de sus causas. Que ya no hay siervos o campesinos sujetos a la tierra ni esclavos. Que todas las personas de un Estado han de ser tratadas con las mismas leyes y que también las mujeres poseen idénticos derechos que los hombres. Todo ello es obra de los valerosos burgueses y escritores que se atrevieron a tomar partido por estas ideas. Y fue, realmente, una audacia. Es cierto que, en la lucha contra lo antiguo y tradicional, se mostraron a veces irrazonables e injustos, pero también es cierto que su lucha a favor de la tolerancia, la razón y la humanidad fue difícil e imponente.

ACTIVIDAD
 Elementos a tener en cuenta: 
                                            -grupo de 4 personas máximo
                                            -escribir con tus propias palabras
1.      Lee atentamente el texto.
2.      Extrae la idea principal de cada uno de los párrafos.
3.      ¿Qué es la ILUSTRACIÓN?
4.      ¿Cuándo y en qué países surgió éste movimiento?
5.      ¿Cuáles son los ideales?
6.      ¿A qué actitudes de la época estaban en contra éstos ideales?
7.      ¿Quiénes fueron los que impulsaron éstas ideas?
8.      Realiza un breve resumen del texto (con tus propias palabras).

Colonización del Río de la Plata: Banda Oriental de la tierra ignorada a la Banda frontera


Los primeros viajeros en llegar al Río de la Plata fueron Solís, Magallanes y Gaboto. De estos viajes quedaron relatos legendarios de la existencia de una “Sierra de la Plata”.

A partir de 1535, se produjo el primer intento de colonizar estas tierras por la Corona española. Se buscaba establecer una frontera con Portugal, encontrar un nuevo canal interoceánico así como las riquezas fabulosas relatadas en las leyendas de "El Dorado" y la “Sierra de la Plata”.
En 1536, se fundó "Nuestra Señora del Buen Aire" en la orilla occidental del Río de la Plata. Pero la permanencia de Mendoza aquí fue breve: la escasez de alimentos, unida a la hostilidad de los indígenas, la inexistencia de metales y el agravamiento de su enfermedad que traía desde España hizo que decidiese regresar, muriendo en el viaje. A partir de este momento, se exploraron los ríos Paraná y Paraguay, se fundó la ciudad de Asunción en 1537, se llegó a la Sierra de la Plata, que era la mina de Potosí ya descubierta y explotada desde Perú, y se fundaron ciudades que comunicaran a Asunción con España: Santa Fé, Corriente y se refundó Buenos Aires en 1580. A este proceso se le llamó “abrir las puertas a la tierra”.

La colonización de la Banda Oriental 

El territorio de la actual República Oriental del Uruguay, formaba parte de una extensión de tierras mucho mayor, junto con los territorios brasileños de Río Grande del Sur, Santa Catalina y Paraná.

En la época colonial recibió los nombres de “Banda de los Charrúas” y “Banda Oriental”. La Corona española la denominó así, por primera vez en 1547, en la capitulación que firmó con el adelantado Juan de Sanabria. Allí decía “...podéis poblar un pedazo de tierra que queda desde la boca de la entrada del río (de la Plata) sobre su mano derecha, hasta los treinta y un grados de altura...”

La Banda “Pradera”
El ganado llegó antes que el colonizador español
La Banda Oriental fue considerada por los españoles “tierra sin ningún provecho” pues carecía de atractivos, al no poseer minas de metales preciosos.

Sin embargo, era una fértil pradera, habitada por comunidades indígenas, que formaban un número no mayor de pocos miles de personas.

La Banda Oriental recién comenzó a ser colonizada en el siglo XVII.
Cuando Hernandarias, primer gobernador criollo de Asunción, llegó a la Banda Oriental en 1607, quedó admirado de las excelentes condiciones naturales que proporcionaba su suelo para la cría de ganado y comprendió la riqueza que podía generar.
En 1611, Hernandarias introdujo ganado en la isla del Vizcaíno. Las "tierras sin ningún provecho" se transformaron en la codiciada "Banda- vaquería" y por la abundancia de ganado fue considerada una "mina de cuero".

Las vaquerías

El término vaquería tiene dos acepciones: una se refiere al habitat natural del ganado, verdadero depósito de ganado cimarrón (salvaje), en una enorme extensión de terreno; otra, es la forma de explotación de este ganado cimarrón.
Las primeras vaquerías se hicieron para abastecer a Buenos Aires.
El objetivo primordial de la vaquería era obtener cueros; también se aprovechaba de la res, la grasa y el sebo. A veces, se utilizaba la carne salándola (charque) o secándola a la intemperie cortada en finas tiras (cecina).

La faena y el arreo fueron también realizados por hombres venidos del Brasil, los bandeirantes, quienes ayudados por indios reunían ganado y lo llevaban por tierra hasta Minas Gerais para abastecer a los hombres que trabajaban en las minas.

Piratas ingleses, franceses y holandeses también acercaron sus naves a las costas del Río de la Plata y compraron cueros ilegalmente, pues violaban el monopolio español, practicando el contrabando.

Esta forma de explotación del ganado trajo como consecuencia un poblamiento de la campaña espontáneo y desordenado.
La matanza que se efectuaba en la vaquería era indiscriminada; era una economía no productiva porque no se tenía en cuenta la edad ni el sexo de los animales, ni se respetaban las crías. Este tipo de explotación fue perjudicial porque amenazaba con hacer desaparecer nuestra única riqueza.
Como consecuencia de la gran abundancia de carne que quedaba abandonada al hacerse las cuereadas, los perros que seguían a los faeneros se multiplicaron haciéndose salvajes y transformándose en implacables enemigos de los terneros y del hombre.

La Banda “Frontera”. La Banda Oriental, zona de conflicto entre España y Portugal
La Banda Oriental despertó el interés de la Corona española al ser un territorio de conflicto entre sus posesiones y las portuguesas.
Los portugueses no se habían conformado con lo establecido en el Tratado de Tordesillas y habían traspasado sus fronteras.

Afirmaban que la frontera natural de sus territorios americanos era el Río de la Plata. Este río junto al Uruguay y el Paraná eran la única puerta de entrada a su rica región del Matto Grosso.

Ambicionaban, además, la riqueza ganadera de este territorio.
En 1680, el gobernador de Río de Janeiro, Manuel de Lobo, fundó en las costas del Río de la Plata, una población que denominó Colonia do Sacramento. La ciudad llegó a tener 2600 habitantes y fue un importante centro de comercio y contrabando portugués e inglés (aliado de Portugal).

España y Portugal se enfrentaron por la posesión de esta Banda tanto en forma diplomática como militar. La guerra tuvo dos escenarios: Europa y América. Mientras en el Río de la Plata, España ganaba la guerra y reconquistaba Colonia, el rey, en Europa la entregaba a Portugal, por acuerdos diplomáticos.

Finalmente, en 1777 finalizó este conflicto con la firma del Tratado de San Ildefonso mapa que estableció los límites definitivos de las posesiones españolas y portuguesas en América.

La Banda “Puerto”: la fundación de Montevideo 1724 - 1730
En medio del conflicto entre España y Portugal por la posesión de Colonia del Sacramento y los intentos de ocupación portuguesa de la bahía de Montevideo en 1723, la Corona española vio la necesidad de poblar oficialmente estos territorios, para defender las fronteras de su imperio.

El gobernador de Buenos Aires, Bruno Mauricio de Zabala biografías se dirigió hacia la costa oriental para desalojar a los portugueses quienes abandonaron el territorio. Comenzó así el proceso fundacional de Montevideo, en l724 y terminó en l730, con la instalación del primer Cabildo de la ciudad.

Extraído y adaptado de: LA HISTORIA, SABER EN CONTRUCCIÓN/Historia_2do/desde_america_colonizacion.htm

ACTIVIDAD: 
  1. Realiza una línea de tiempo en donde registres las fechas que aparecen en el texto, indicando a que episodio corresponden. 
  2. Conceptualiza con tus propias palabras los siguientes términos: Banda PRADERA, FRONTERA y PUERTO

EL ESPACIO MEDITERRÁNEO

En esta zona del planeta ubicaremos dos importantes civilizaciones: la Civilización Griega y la Romana. 



LA CIVILIZACIÓN INCA

UBICACIÓN ESPACIAL:



UBICACIÓN TEMPORAL:



Como ya saben una imagen vale más que cien palabras. Aquí les dejo una representación de una escena que se dio en alguna parte del Imperio Inca. Observa detenidamente la misma, hasta el mínimo detalle.


ACTIVIDAD:
  1. De acuerdo al Texto 1 -Trabajado en clase-, identifica y marcalos con un circulo los difentes sectores sociales que aparecen en la imagen.
  2. ¿Qué situación se está desarrollando?
  3. ¿Qué elementos vinculados a la economía Inca aparecen?


La Época Moderna, características...

La Época Moderna es una período de la historia en donde hay cambios y continuidades con respecto a la Edad Media. En el siguiente fragmento de la Película "1492, La Conquista del Paraíso" aparece esos elementos característicos de la Edad Media y a el mismo tiempo otros que son propios de la Época Moderna. Te invito a que identifiques unos y otros. -Recuerda que esto lo analizaremos en clase, propongo éste formato para ayudar el análisis del fragmento.-                                                                                  
video

Expansión Europea en el siglo XV-XVI


¿Por qué se produjo la expansión europea?

A partir del Siglo XIII los europeos comienzan a extender su poder e influencia sobre Asia y Africa para terminar a fines del siglo XV incorporando a América a sus mercados y a sus necesidades de consumo. El desarrollo del comercio y la economía europeas aumentaron la necesidad de los europeos de disponer de metales preciosos para acuñar monedas. Este fue uno de los motivos de la expansión. Además querían eliminar a los costosos intermediarios y llegar diréctamente ellos a las fuentes de producción de los valiosos productos orientales.
----------------------------------------------------
Las ciudades italianas de las Amalfi, Venecia, Pisa y Génova asimilaron la experiencia náutica de la antigüedad latina. Estas ciudades portuarias y comerciales controlaban el tráfico con el Oriente que proveía a la Europa medieval de las especies necesarias para la conservación y preparación de los alimentos (pimienta, sal, clavo de olor, canela) y metales preciosos. En estas ciudades se fueron perfeccionando las técnicas de navegación a partir del uso de la bújula, el astrolabio y las tablas astronómicas.

Dos hechos permitieron a los europeos conocer el Asia: las cruzadas, entre los siglo X y XIII y las invasiones mongólicas, entre los siglos XII y XIV. Las cruzadas, cuyo objetivo declarado era recuperar para la cristiandad Jerusalén y el santo sepulcro, permitieron instalar centros comerciales a lo largo del Mediterráneo y el Mar Negro. Esto favoreció notablemente el comercio entre Oriente y Occidente impulsado desde Venecia y Génova que lograron instalar dominios coloniales en Asia y Africa.
Gengis Khan, el emperador mongol, logró establecer en Asia un gran dominio unificado lo que permitió que algunos europeos puedan recorrerlo íntegramente abriendo nuevas rutas comerciales e incorporando los adelantos tecnológicos y algunas costumbres del Oriente.

Los mercaderes venecianos Mateo y Nicolás Polo se internaron en 1254 en el imperio mongol con el objetivo de abrir nuevas rutas comerciales, al llegar a Cathay fueron recibidos por el Gran Khan Kublai. Años mas tarde Nicolás volvió a Cathay con su hijo Marco de sólo 15 años de edad. Marco le cayó muy simpático al Khan quien lo incorporó a la Corte. Al regresar a Venecia los Polo llevaron consigo los novedosos productos orientales: la pólvora, la letra impresa, el papel y ¡los fideos!.

Los fantásticos relatos de Marco Polo animarán a futuros viajeros a emprender arriesgados viajes para llegar a estas ricas y legendarias tierras.

Con la caída de Constantinopla en manos de los turcos en 1453, las rutas terrestres con el Oriente se tornaron intransitables. Esto llevó a muchas naciones europeas a buscar nuevas rutas marítimas para llegar a la fuente del comercio oriental.

En el siglo XV los portugueses inventaron la "carabela", nave con mas velamen y mayor volumen lo que le dio mayor velocidad y capacidad de carga.

El portugués Enrique el Navegante (1415-1460). Hijo del rey Juan I fue uno de los más grandes promotores de la expansión portuguesa. Se rodeó de expertos marinos, astrónomos y científicos y se lanzó a la conquista de Africa en búsqueda de un paso interoceánico.

En 1442 el Papa Nicolás V otorgó al monarca portugués Alfonso V autorización para someter y esclavizar a "los infieles" es decir a todos los no católicos de Africa. Así comenzó la terrible historia del tráfico de esclavos que le costó al continente africano a lo largo de los siglos XV al XIX 30.000.000 de personas que fueron sacadas de sus hogares para ser vendidas como si fueran cosas.

En 1488 el portugués Bartolomé Díaz descubre el Cabo de Buena Esperanza en el extremo Sur de Africa llegando al anhelado paso interoceánico que comunicaba por fin Europa con Asia a través del mar.

España había logrado su unidad nacional con los reyes católicos derrotando a las musulmanas y recuperado su territorio en 1492. Fue precisamente en ese año que Cristóbal Colón logra firmar su acuerdo comercial con la corona y lanzarse a su aventura que consistía en llegar a l Oriente por la ruta de Occidente, partiendo de la idea muy difundida ya entonces de que la Tierra era redonda. Colón llegó a tierra un 12 de Octubre de 1492 pero nunca se enteró de que no había llegado a la China, como él creía sino a un continente desconocido para los europeos a los que tiempo después llamarían América.

Portugal y España se disputaban la propiedad del continente "descubierto" por Colón. Llegó a tal punto la discusión que tuvo que intervenir el Papa Alejandro VI Borgia quien a través de la Bula Intercétera, de mayo de 1493 dividía los dominios españoles y portugueses a través de una línea imaginaria trazada de Norte a Sur a 100 leguas al Oeste de las Islas Azores y de cabo Verde. Las tierras al Oeste de esa línea serían de España y las del este a Portugal. Pero Portugal no se quedó conforme y hubo que firmar un nuevo acuerdo, el Tratado de Tordesillas el 7 de Junio de 1494 por el cual la línea se corrió a favor de Portugal a 370 leguas al Oeste de las islas del Cabo Verde. Esto les dio derecho a los portugueses para establecerse en América y ocupar un extenso territorio que con el tiempo se llamaría Brasil.

La nueva burguesía europea se enriqueció y aumentó considerablemente el poder de las nacientes monarquías nacionales que ampliaron sus áreas de poder e influencia.


ACTIVIDAD:
  1. ¿Dónde comenzó este proceso? 
  2. ¿Qué hechos facilitaron la expansión? 
  3. ¿Quien fue Marco Polo? 
  4. ¿Cómo influyó la caída de Constantinopla? 
  5. ¿Cuál era la "mercadería" más importante para los portugueses? 
  6. ¿España hizo un negocio redondo? 
  7. ¿Portugal o España? 
  8. ¿Cuáles fueron las consecuencias de la expansión? 
AYUDA: eN cAdA PárRAfo HaY uNa rESpUeSTa 

Extraído y adaptado de:
Autor: Felipe Pigna
Fuente: www.elhistoriador.com.ar